Las cosas no suelen salirme bien, y cuando todo empieza a ir de maravillas me asusto y tiendo a escapar pensando en que se vendrá algo terrible que me hará aterrizar…

sinceramente nunca debí dejarte ir, ¡Pero entiéndeme! tenía miedo, estaba asustada, era una niña en un mundo nuevo. no sabía lo que hacía, lo que ocurría o lo que sentía ¡Estaba aterrada! Y todo era tan maravilloso que creí que no podría ser real, ¿Y? mi mayor error fue dejarte ir, y ahora estás tan lejos… ocupándote del infierno de otra desdichada 

"Sabes, tengo miedo. Nunca sentí más miedo, miedo de todo, a dormir, vivir y respirar con la idea de que tú no volverás. ¿Como podría seguir yo así? Sé que es iluso conservar aun la frágil esperanza de que el día menos pensado puedas volver, quizás con el pretexto de haber dejado algo sin terminar, pero cariño, es esa vana ilusión la que me hace conservar la calma y seguir viviendo por esperar ese utópico día"
"Aun no sé
que quiero hacer con mi vida
pero al menos sé
lo que no quiero
y no quiero tener que despertar
apresurado todas las mañanas
por llegar a un lugar
en donde no quiero estar
fingiendo que disfruto
por encajar en una absurda sociedad"
"Se miraron a los ojos. No había necesidad de decir nada más."
"Me dueles en todas partes, en la mente, en el corazón, en la piel, en los ojos, en la música, en las fotos, me dueles en el lápiz y hasta en el papel."
Dejé tanto tiempo esto, mi espacio, de lado que olvidé lo que se sentía enviciarme con el maldito alt + click, y, es un sentimiento maravilloso volver a ver a tanto maldito corazón, tanta historia infeliz y a tantos desgraciados juntos, apoyandose y llorando juntos… Amigos, me vengo a unir a su desdicha, espero que me reciban -nuevamente- con los brazos abiertos
"«Y cuando muera, no vengas a mi funeral. No pongas flores en mi tumba. Y no llores diciendo que me echarás de menos.»"
©